¿Cuánto espacio dejar en el HEADROOM antes de MASTERIZAR?

Cuánto espacio dejar en el HEADROOM antes de MASTERIZAR

¿Cuánto espacio dejar en el headroom antes de masterizar?

Dios! Aquí vienen óstias jajaja
Esta es una pregunta súper común entre los productores.
Métete en un foro de música y te darán un montón de respuestas diversas.

Y aquí viene mi respuesta … (redoble de tambores por favor 🤣🤣🤣) …

No existe un estándar.

Menudo chasco te acabas de dar eh ?! PERO ESPERA !!! No te vayas todavía 😉

No existe un estándar. No obstante, existen ciertas pautas para hacerte la vida más fácil.

¿Qué es el headroom?

¿Qué demonios es el headroom en audio? ¿Por qué debería importarnos? Incluso si nos importara, ¿cómo diablos lo usamos?

Estas son las tres preguntas más comunes en torno a este misterioso tema.
Y si te quieres dedicar a este mundillo de forma profesional es un tema importantísimo.

Todo el mundo conoce el término «ruido de fondo». Es esa región más tranquila en las pistas de audio donde todo lo que escuchas es el silbido y el zumbido del ruido eléctrico y cualquier sonido ambiental que haya en la habitación/sala.

Los ingenieros silenciamos esas regiones con puertas de ruido cuando estamos montando canciones. Pero existe justo lo opuesto a esto y podrías llamarlo el «techo de distorsión» y se refiere al punto en el que tu sistema ya no puede procesar correctamente la señal. Si un sonido va más allá del recorte, se distorsiona y suena mal.

Una de tus tareas como ingeniero de mezcla es evitar que la mezcla quede recortada y a la vez debe sonar suficientemente alta para que puedas escuchar todos sus detalles.

Como ya hemos mencionado en el artículo sobre qué es el mastering, una de las tareas del ingeniero de masterización es hacer que el sonido sea lo más fuerte posible mientras cumpla con ciertos estándares de la industria y del medio. Obviamente, el ingeniero de masterización no puede hacer muchas cosas con una mezcla si ya está alta. Este margen de maniobra donde la ingeniería de masterización puede hacer su magia es el headroom.

Piensa en el headroom como una zona que puede acomodar ruidos inesperados, transitorios y evitar la saturación. Un gran headroom le da al ingeniero de masterización mucho espacio para trabajar y así poder resaltar algunas frecuencias, automatizar niveles, básicamente cualquier cosa para hacer que tu mezcla brille.

💡 ¿Estás pensando en comprar
unos monitores para tu estudio?

compra los altavoces PreSonus Eris E8 XT

La mezcla y masterización de tus canciones y temas musicales requiere de unos monitores activos de respuesta plana con un línea de frecuencia completamente uniforme para poder escuchar todos los matices de la interpretación.

Si quieres conseguir unos niveles y ajustes óptimos en tus producciones que puedan competir de tú a tú con las canciones números uno en radios, Spotify y YouTube te animo a ver esta guía para averiguar cuál es el mejor monitor activo de respuesta plana ideal para ti.

El punto óptimo de resolución completa

Ejemplo.

Si grabas demasiado bajo, tendrás que normalizar el audio para alcanzar un nivel de volumen estándar.
A medida que aumentas el volumen de la mezcla, también aumenta el ruido que se ocultaba de fondo. Así que obviamente quieres grabar más alto para que esto no suceda.

Así que subes el preamplificador y la ganancia y vuelves a intentarlo. Esta vez fuiste demasiado lejos y el medidor de «PEAK» de tu interfaz de audio se iluminó unas cuantas veces creando una distorsión por recorte.

En este punto es donde la gente se confunde. Para evitar el ruido de fondo graban lo más fuerte posible sin llegar a que el led se ilumine, lo que significa que intentan subir la entrada a un volumen lo más alto posible sin saturación. Todo para tratar de minimizar cualquier posible ruido en las grabaciones.

Pero la verdad es que hay un punto óptimo y no está ni remotamente en el techo de esa grabación.

Los puntos dulces de resolución completa para la grabación son:

Los puntos dulces de resolución completa para la grabación son:

  • Analógico: 0 dB
  • Digital: -18 dB

¿Qué significa esto?
Que para el micrófono, el preamplificador, el compresor, el ecualizador y, especialmente, para los convertidores de analógico a digital, querrás mantenerte alrededor de 0 dB.

¿Cómo logras eso?
Debes mirar el medidor en tu programa secuenciador (DAW) e intentas que rebote a un volumen promedio de -18 dB. Eso es porque 0 db analógico equivale a -18 dB digital. Es una larga historia que tiene que ver con unidades de voltaje y unidades de escala completa. Solo recuerda que 0 dB analógico = -18 dB digital.

Ese es el punto óptimo donde estás utilizando cada bit de resolución disponible. Sí, puedes grabar más alto … pero estás desperdiciando tu headroom!

Pasemos a la etapa de mezcla.

¿Cómo debemos usar el Headroom de manera efectiva?

Ya hablamos sobre «cómo» grabar adecuadamente para preservar el espacio libre y clavar el punto óptimo. Pero hablemos de cómo usamos este headroom para mantener la alta calidad que buscamos en el master final.

antes y depues del mastering

Existe una regla que dicta que una mezcla nunca debe subir más alto de -6 db.

Sin embargo, esta regla es más una guía que un estándar de la industria. Algunos productores establecen -3 db como umbral para su mezcla. Algunos aventureros lo establecen en 0 db, que es el límite absoluto, ya que cualquier cosa más allá de eso podría provocar recortes.

Por lo tanto, técnicamente hablando, puedes tener tanto o tan poco headroom como quieras, siempre y cuando no recortes. Este es el caso de las mezclas de punto fijo (16 o 24 bits) WAV.

Sin embargo, si estás exportando a WAV flotante de 32 bits, puedes incluso ir más allá de 0 db, porque este formato le permite al ingeniero de masterización bajar los niveles de la mezcla.

Pero bueno … digamos que no eres de los que viven al límite y prefieres darle a tu ingeniero de masterización tanto margen de maniobra como sea posible. En este caso, también hay que tener cuidado de no mezclar demasiado bajo, cerca del ruido de fondo.

¿Por qué? En la etapa de mastering algunos plugins agregan un silbido o color casi imperceptibles, y mezclar demasiado bajo puede contaminar la mezcla con estos elementos.

🔊 Necesitas en tu estudio una interfaz de audio

compra la motu m2

Para poder hacer todo esto de una manera correcta necesitas agregar a tu estudio una interfaz de audio.

Aprende qué es y para qué sirve una interfaz de audio en este enlace. Y si ya conoces la importancia que tiene en el estudio te animo a ver esta guía para averiguar cuál es la mejor interfaz de audio ideal para ti y así conseguir unos niveles y ajustes óptimos en tus producciones que puedan competir de tú a tú con las canciones números uno en radios, Spotify y YouTube

Conclusión

Como puedes ver, no hay una respuesta definitiva a la pregunta de cuánto headroom se necesita para la masterización. Solo esfuérzate por alcanzar ese punto dulce en el que aún puedes escuchar perfectamente todos los elementos de la mezcla sin ir más allá de 0 db. Si quieres establecer un umbral fijo como -3 db o -6 db, entonces, por supuesto, adelante! Lo que realmente importa es que le dés algo de espacio libre y al mismo tiempo asegurarte de que puedes trabajar cómodamente en un nivel determinado.

Aprende más sobre la etapa de mastering con nuestros tutoriales!
Porque tal vez te interese ilustrarte cómo masterizar una canción Pop por ejemplo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CreaTuPropiaMúsica.com