Tipos de archivos de AUDIO. WAV vs MP3 vs FLAC vs OGG vs AIFF vs ALAC

En el mundo del audio trabajamos con muchos tipos de archivos diferentes. Desde archivos FLAC de alta resolución hasta MP3 comprimidos, puede resultar complicado mantenerlos todos en orden. Sin embargo, usar el formato de archivo correcto puede tener un gran impacto en tu sonido general. Por eso es importante asegurarse de utilizar siempre el mejor formato para tu trabajo.

En este artículo analizaré las diferencias entre los formatos de archivo de audio más comunes para ayudarte a determinar cuál es el mejor, incluidos FLAC, WAV, MP3 y más.

Tipos de archivos de AUDIO. WAV vs MP3 vs FLAC vs OGG vs AIFF vs ALAC

¿Qué es un formato de archivo de audio?

Antes de ir demasiado lejos hablemos sobre qué es realmente un formato de archivo de audio. Cuando grabamos audio en un formato analógico, como en un disco de vinilo o un rollo de cinta, la forma de onda de audio original se almacena directamente en el medio.

Cuando grabamos audio en un formato digital, como un MP3 o un archivo de audio en un CD, la señal original se muestrea, se digitaliza y se almacena como código binario (1 y 0). Cuando una computadora escanea el código, recrea la señal de audio original. Algunos formatos utilizan la compresión de datos para reducir el tamaño del archivo; hablaremos de eso más adelante.

Ahora que conoce los conceptos básicos de los formatos de audio digital, hablemos sobre la resolución de audio y cómo afecta a la calidad de tus grabaciones.

RESOLUCIÓN DE AUDIO

La resolución de audio está determinada por la frecuencia de muestreo y la profundidad de bits de la grabación de audio digital.

La frecuencia de muestreo es el número de muestras de audio tomadas por segundo y controla la respuesta de frecuencia de una grabación.

Al capturar audio digital tu interfaz toma miles de «fotos» de cada forma de onda y las reproduce para que suene como una grabación original. Algo parecido a cómo parece moverse un vídeo, aunque solo sea una serie de imágenes fijas.

Piensa en la frecuencia de muestreo como los dibujos individuales en tu cómic de audio. Cada muestra representa un cuadro pequeño del panorama general. El uso de una frecuencia de muestreo más alta dará como resultado más muestras.

El teorema de muestreo de Nyquist-Shannon establece que la respuesta de frecuencia máxima de una grabación digital es exactamente la mitad de la frecuencia de muestreo utilizada.

La frecuencia de muestreo más baja que debes usar para música profesional es 44,100 kHz / seg, a menudo abreviada a 44.1K. A esta frecuencia de muestreo tu pista tendrá una respuesta de frecuencia máxima de 22050Hz, que se extiende un poco más allá del rango de audición humana y garantiza que puedas escuchar cada detalle de la grabación.

Muchos ingenieros profesionales no se molestan en utilizar una frecuencia de muestreo de 48 kHz o superior porque no hay una mejora perceptible en la calidad y los archivos ocupan más espacio en el disco duro.

diferencia frecuencia de muestreo

La profundidad de bits es una medida de la cantidad de datos que se pueden almacenar en cada muestra y controla el rango dinámico de la grabación.

La profundidad de bits más baja que debes usar para grabaciones profesionales es de 16 bits, a menos que estés optando específicamente por un tipo de sonido Chiptune RETRO de 8 bits.

Muchas DAW y grabadoras de audio digital ofrecen configuraciones de hasta 24 o incluso 32 bits flotantes, que ofrecen un ruido más bajo y un rango dinámico más alto.

Si la frecuencia de muestreo es el número de imágenes fijas o imágenes en tu cómic, entonces piensa en la profundidad de bits como el tamaño delas páginas en el que está dibujando. Esta determina cuánto espacio tiene para capturar la grabación.

diefrencia profundiad de bits

Ahora que comprendes cómo la frecuencia de muestreo y la profundidad de bits afectan a la calidad del audio, hablemos de la compresión de datos.
Tienes una guía en profundidad sobre este tema en ESTE ARTÍCULO.

¿Qué es la compresión de datos?

No debes confundirlo con la compresión de rango dinámico, que se produce cuando utilizas un complemento de compresor para crear un rendimiento más coherente. La compresión de datos se produce al exportar el archivo final y controla la precisión con la que se recrea la grabación original.

Cada archivo de audio digital ocupa espacio en el disco duro. Para reducir el tamaño de los archivos de audio digital, algunos formatos utilizan compresión de datos. Sin embargo, esto causa cierta pérdida de calidad, ya que no está capturando la «imagen» completa de la forma de onda original.

Hay tres tipos de archivos de audio digital:

  • Sin comprimir.
  • Sin pérdida.
  • Con pérdida.
diferencias audio comprimido y sin perdida

Los archivos sin comprimir no utilizan compresión de datos. Ofrecen la más alta calidad de audio, pero también son los archivos más grandes. Usando modulación de código de pulso, los archivos sin comprimir ofrecen una recreación 100% precisa de la grabación original. Los archivos sin comprimir se utilizan normalmente para versiones físicas, como CD y DVD.

Los archivos con pérdida utilizan la compresión de datos para reducir en gran medida el tamaño de los archivos de audio. Es una codificación con pérdida mediante algoritmos para detectar y eliminar partes inaudibles de la grabación para ahorrar espacio. Los archivos con pérdida pueden ser tan pequeños como 1/10 del tamaño del archivo original. Sin embargo, esto puede tener un efecto negativo en la calidad de tu música y no hay forma de recuperar los datos perdidos después de comprimir el archivo.

Los archivos sin pérdida ofrecen lo mejor de ambos mundos. Usan un tipo especial de compresión de datos llamado codificación sin pérdida que reduce el tamaño del archivo sin afectar la calidad del audio. De manera similar a un archivo ZIP, los datos se comprimen al almacenar y transferir archivos, pero durante la reproducción, el archivo se decodifica y reproduce con la calidad original.

Bien, ahora que hemos cubierto los conceptos básicos del audio digital y la compresión de datos, echemos un vistazo a los diferentes tipos de formatos de audio digital y cómo se comparan. Aquí hay un desglose rápido de lo que cubriremos:

  • WAV: sin comprimir
  • AIFF: sin comprimir
  • ALAC: sin pérdidas
  • FLAC: sin pérdidas
  • MP3: con pérdida
  • AAC: con pérdida
  • WMA: con pérdida
  • OGG: con pérdida

WAV

WAV son las siglas de Waveform Audio. Este tipo de archivo sin comprimir fue desarrollado originalmente por IBM y Microsoft en 1991, y sigue siendo el tipo de archivo predeterminado en los ordenadores con Windows. Admite frecuencias de muestreo de hasta 192 kHz, profundidad de bits de hasta 32 bits.

Los archivos WAV son muy comunes y son compatibles con todos los reproductores de hardware y software que admiten archivos digitales. Sin embargo, los archivos WAV tienden a ser muy grandes y pueden tardar mucho en descargarse o almacenarse en búfer durante la transmisión.

AIFF

AIFF son las siglas de Audio Interchange File Format. Desarrollado por Apple en 1988, este archivo de audio sin comprimir es esencialmente la versión de Apple de un archivo WAV. También admite frecuencias de muestreo de hasta 192 kHz, profundidad de bits de hasta 32 bits.

Los archivos AIFF admiten etiquetas de metadatos, pero los archivos WAV no. Si bien AIFF se desarrolló originalmente exclusivamente para máquinas Apple, ahora se puede usar en casi cualquier dispositivo.

FLAC

FLAC significa Free Lossless Audio Codec y es un formato de audio digital sin pérdidas de código abierto. Los archivos FLAC se pueden transmitir y decodificar a la velocidad del rayo, lo que los convierte en una opción popular para la transmisión HD.

Además, FLAC ofrece nueve niveles diferentes de compresión de datos, basados en la velocidad de codificación (las velocidades de decodificación son relativamente consistentes). A pesar de ser uno de los formatos sin pérdida más populares, todavía no hay compatibilidad con FLAC en Apple Music o iTunes.

ALAC

ALAC son las siglas de Apple Lossless Audio Codec, y es la versión de Apple de un códec de audio sin pérdidas. A diferencia de la mayoría de los otros tipos de archivos, los archivos ALAC usan una extensión distinta a su nombre. Es posible que te resulte más familiar ver archivos ALAC con extensiones «.m4a».

Cuando se comprimen, los archivos ALAC tienen aproximadamente un 60% del tamaño del archivo original. Al igual que FLAC, no están comprimidos cuando se reproducen y suenan idénticos a la grabación original. Si bien ALAC es compatible con Mac y PC, el soporte de hardware se limita principalmente a dispositivos iOS. Los archivos ALAC se pueden cargar en sitios de transmisión digital, pero se convierten a MP3 para su reproducción.

MP3

Podría decirse que el formato de audio digital con pérdida más popular, MPEG-1 Audio Layer 3, o MP3 se introdujo en 1993. En ese momento, el ancho de banda era limitado y el tamaño compacto del MP3 facilitaba compartir y distribuir en línea. Sin embargo, esto tiene un coste muy grande para la calidad del audio.

Al codificar un MP3, la tasa de bits o la velocidad de conversión determina el tamaño y la calidad del archivo de audio. La tasa de bits más alta es de 320 kbps, que tarda más en codificarse pero ofrece resultados de la más alta calidad. La tasa de bits más baja sugerida es de 128 kbps. Incluso aquellos que no tienen entrenamiento auditivo pueden notar que algo suena «mal» con MP3 de 128 kbps, por lo que si decides usar este formato, es mejor quedarse con 320 kbps.

ACC

AAC son las siglas de Advanced Audio Coding y fue desarrollado originalmente por un equipo de empresas de tecnología en 1997, incluidas Bell, Fraunhofer, Dolby, Sony, Nokia, LG Electronics, NEC, NTT Docomo y Panasonic. AAC ofrece una mejor calidad de audio que los MP3, aunque todavía no suenan tan bien como los archivos sin pérdida.

Sin embargo, ofrece frecuencias de muestreo de hasta 96 kHz, a diferencia del límite de 48 kHz de MP3. Debido a esto, los archivos AAC pueden capturar un rango de frecuencia más amplio. Gracias a su tamaño compacto y calidad de audio mejorada, AAC se convirtió rápidamente en el tipo de archivo de referencia para servicios móviles y software de transmisión como iTunes, YouTube y Tidal.

WMA

WMA son las siglas de Windows Media Audio. Como habrás adivinado por el nombre, esta es la versión del MP3 de Microsoft. Al igual que en AAC, los archivos WMA ofrecen una calidad de audio mejorada en comparación con los MP3 con la misma tasa de bits. Sin embargo, el tipo de archivo WMA nunca tuvo tanta aceptación como AAC y MP3, y todavía no es compatible con los dispositivos Android.

Por supuesto, estos no son los únicos tipos de archivos disponibles, solo los formatos más populares y utilizados.

OGG

OGG Vorbis es otro nuevo tipo de archivo diseñado para mejorar el formato MP3. OOG es un formato de código abierto, lo que significa que es gratuito para uso comercial y no comercial, lo que lo convierte en una opción popular para aquellos que no quieren pagar por un software de codificación de alta gama. Spotify en realidad usa archivos OOG como formato de audio predeterminado, ya que es el formato de archivo de audio más pequeño. Sin embargo, la mayoría de los dispositivos de hardware aún no son compatibles con OOG, lo que dificulta su uso con algunos dispositivos.

¿Cuál es el mejor formato de archivo de audio?

En este punto, es posible que te estés preguntando qué tipo de archivo es mejor. Bueno, eso realmente depende de lo que estés haciendo con los archivos.

Para grabar, mezclar y masterizar, siempre debes usar archivos de audio sin comprimir, como WAV y AIFF. Si deseas llevar toda tu biblioteca de música a donde quiera que vayas o transmitir instantáneamente tus canciones favoritas sin tener que almacenar en búfer, usa un formato con pérdida como AAC o MP3. Y para lo mejor de ambos mundos (alta calidad y tamaño de archivo compacto), usa un formato de archivo sin pérdidas como FLAC o ALAC.

Ten esto en cuenta durante tu próxima sesión cuando llegue el momento de exportar la pista final. Es importante asegurarse de estar siempre escuchando tu música con la mejor calidad posible.

Si necesitas ayuda yo te proporcionaré el conocimiento y las directrices para que tu música sea todo un éxito. Pásate de vez en cuando por la sección de tutoriales y suscríbete a mi canal de YouTube para recibir las clases necesarias. Iré subiendo contenido semanalmente.

Si tienes dudas o cualquier tipo de pregunta tienes la sección de comentarios justo aquí abajo!
O también puedes mandarme un email para hablar directamente conmigo!

Lo peor que te puede pasar es que alguien no escuche tu música porque le dé pereza escuchar como está grabada.
La oportunidad que tenemos hoy en día para grabar una canción con una calidad excelente con un presupuesto ínfimo no ha existido jamás así que APROVÉCHALA!

Si te he ayudado con este tutorial no olvides COMPARTIR esta página con tus amigos. ¡Haz correr la voz sobre creatupropiamusica.com y ayúdanos a crecer! Sin tu apoyo esta página no existiría. Tienes los botones a las principales redes sociales un poquito más abajo!

Vuelve a esta sección, hay un tutorial nuevo cada pocos días y sobretodo …
DIVIÉRTETE CREANDO TU PROPIA MÚSICA !!!
Felices mezclas !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crea tu propia Música.com