3 pasos para tener ÉXITO como PRODUCTOR MUSICAL: Establece METAS

3 pasos para tener ÉXITO como PRODUCTOR MUSICAL Establece METAS

Creo que estarás de acuerdo conmigo cuando digo que es importante establecer metas para ti como productor musical.
Piensa en llegar a ciertos objetivos. Establecerlos y concretar unos nuevos para así (poquito a poquito) ir creciendo.

Lograr esos objetivos no es fácil. La mayoría no logran las metas que se han puesto.

La mala noticia es que estás leyendo este artículo, así que probablemente seas uno de esos productores a los que les resulta difícil establecer metas y alcanzarlas.

La buena noticia es que existe una mejor manera de progresar como artista, de establecer metas y conseguilas, y de confiar en un sistema en lugar de solo tener suerte y motivación fugaz.

En esta publicación, disiparé algunos mitos sobre el establecimiento de metas y la motivación, y te guiaré a través del sistema exacto que recomiendo para lograr tus metas como productor.


Tabla de contenido

Parte 1: Por qué la mayoría de los productores no logran sus objetivos

Parte 2: un plan de 3 pasos para lograrlo


Sin más … empecemos el tema de hoy …

Establecer METAS como productor musical: 3 pasos para el éxito


La verdad sobre el establecimiento de metas

Muchos productores hablan sobre el establecimiento de metas como si fuera algo nuevo y único.
Obviamente no lo es.

Si has crecido en el mundo occidental, sabes cómo establecer metas. Sabes lo que son, sabes que son buenas y probablemente sepas que se supone que son INTELIGENTES.

Aunque el establecimiento de metas es una noción popular, la mayoría de los productores no establecen metas.
Aquellos que lo hacen, por lo general no las logran y ni siquiera se acercan.

Y hay tres razones principales por las que probablemente no logres los objetivos que estableciste:

  • Te falta la creencia de que puedes lograr la meta.
  • No tienes motivación para trabajar para lograr el objetivo.
  • Tienes un plan equivocado para avanzar hacia la meta.

Cómo creer que puedes lograr la meta

Tuve un amigo que crecía y que, sin tener la culpa, tenía creencias limitantes severas.
Todo fue demasiado difícil para él.
Su modus operandi era la premisa «NO PUEDO».

Podrías ponerle el plan perfecto frente a él, e incluso si la probabilidad de éxito fuera del 99%, ni la empezaría.

Básicamente, tenía un problema de mentalidad. Un problema de creencias. No creía que realmente pudiera lograr ninguno de los objetivos o aspiraciones que tenía, por lo que nunca lo intentó.

Cuando estableces metas para tu proyecto de artista, ya sea lanzar un EP en Spotify o tocar en directo en un país diferente, la primera barrera que debes superar es la de la creencia.

Porque si no lo haces, ninguna cantidad de motivación, planificación o creación de hábitos te ayudará.

¿Entonces cómo lo arreglas?
¿Cómo superas la barrera de las creencias limitantes?

Primero, debes preguntarte honestamente si tu objetivo es demasiado ambicioso.

Varios productores recién iniciados en el mundillo musical me han enviado un correo electrónico preguntándome cómo pueden hacer una gira por el mundo en 6 meses. Bueno, si estableces una meta como esa y luego sientes que no puedes lograrla … pues … tienes razón. Es prácticamente imposible. Te sentirás abrumado rápidamente.

Tienes que ser honesto contigo mismo. Sin desacreditar tu esfuerzo hasta ahora:
¿Qué tan avanzado vas en tu carrera?
¿Qué tan bueno eres haciendo música?
¿Es este objetivo lo suficientemente desafiante o es DEMASIADO desafiante?

También te recomendaría que si sabes que tiene un problema de mentalidad, como el amigo que mencioné anteriormente, deberías pecar de «demasiado fácil» al establecer metas. Básicamente, necesitas demostrarte a ti mismo que realmente puedes lograr algo. Lo más probable es que hayas olvidado cómo se siente y necesitas ganar impulso.

En segundo lugar, piensa desde el principio.

Una de las razones por las que los productores comienzan a creer que no pueden lograr sus objetivos, incluso si son alcanzables, es porque es más fácil creer que no pueden.

Si cres que puedes lograr tu objetivo, eso significa esfuerzo … y al cerebro de lagarto no le gusta eso 🤣
Por lo tanto, sentirás la necesidad de inventar todo tipo de excusas de por qué no puediste lograr la meta que te has propuesto.

Una de las excusas más populares que escucho (y que me ha pasado a mí mismo) es «NO TENGO EL TALENTO SUFICIENTE».
Otra podría ser «No vivo en la ciudad o el país adecuados para tener éxito en esto».

A esto se le llama el síndrome del impostor y para combatir esto, debes pensar desde los primeros principios. Me explico.
Repasemos la primera excusa: «Simplemente no tengo talento».

¿Qué sabemos que es verdad, basándonos en hechos?

Primero, sabemos que el talento es en gran parte un mito. Daniel Coyle y Anders Ericsson han hecho un gran trabajo al desmantelar la idea de que las personas nacen con talento.

En cambio, se trata de una práctica deliberada. Es decir, a menos que tengas un impedimento físico o mental que literalmente te impida ser capaz de hacer música (es decir, si eres sordo), entonces, en un nivel fundamental, puedes lograr ciertos objetivos si dedicas tiempo.

La excepción a esto es un objetivo que depende de las fuerzas del mercado. Si tu objetivo es convertirte en el próximo Calvin Harris, eso no se basa en el talento. Es mucho más complejo que eso y no recomiendo establecer ese objetivo.

Pero, ¿si tu objetivo es producir música que suene profesional y se escuche? No necesitas talento. Puedes hacerlo.
Junto con los primeros principios, ayuda el uso de datos históricos para combatir las inevitables excusas que surgen.

Si tu excusa es que vives en una ciudad pequeña sin otros productores, por lo que nunca podrás construir tu marca, entonces pregúntate lo siguiente …

¿Alguien más en una posición similar a la mía ha logrado el éxito?

La respuesta es sí. Puedes encontrar ejemplos.

Cómo generar motivación para lograr tu objetivo

Una vez que hayas abordado el problema de las creencias (si es que fue tu caso), debes abordar el problema de la motivación.

Tienes que hacer esto en orden. Si estás tratando de solucionar el problema de la motivación sin solucionar primero el problema de las creencias, no funciona. Si no crees que puedes hacer lo que estás tratando de hacer, no te sentirás motivado.

Desafortunadamente, puedes creer que algo es posible y que puedes hacerlo, y aún así te siente desmotivado para trabajar hacia el objetivo.

Entonces, ¿cómo lo construyes de nuevo? ¿Cómo te mantienes motivado nuevamente para trabajar en las metas?

Hay dos cosas principales que contribuyen a la motivación, pero primero necesito hacer un descargo de responsabilidad:

No creo que la motivación sea la clave para lograr tus objetivos.
Creo que es importante, pero no creo que sea necesario. No solo eso, sino que si tu objetivo es importante para ti, debes estar preparado para trabajar durante días, tal vez incluso semanas o meses en los que no te sientas motivado en absoluto para hacer el trabajo.

Eso es lo que hacen los profesionales. Funcionan independientemente de cómo se sientan.
Dicho esto, la motivación es útil y, si podemos generar más, deberíamos hacerlo.

Para hacerlo, debes centrarte en dos cosas:

  1. Generando impulso.
  2. Creando coherencia vertical.

El impulso conduce a la motivación

Establecer metas hace que las personas se sientan desanimadas y desmotivadas porque crea una brecha entre el esfuerzo y los resultados.

Digamos que tu objetivo es producir un EP en 6 meses. Hoy es tu primer día. Estás cansado, no te sientes tan creativo y todo lo que puedes conseguir es una simple melodía.

Bueno, a la luz de tu objetivo de producir un EP completo, parece lamentable. No estás ni cerca.

Todo estará trabajando en tu contra en este punto. Sentirás que debes rendirte porque el objetivo es demasiado difícil y comenzarás a poner esas excusas nuevamente.

¿Por qué? Porque has creado esta brecha entre la situación actual (una simple melodía) y la situación deseada (EP totalmente producido).

Ahora bien, esta brecha es inevitable. Estará ahí. Los objetivos toman tiempo.

Pero puedes gestionarlo generando impulso.

Lo mejor que puedes hacer cuando trabajas hacia un objetivo es sistematizar el trabajo necesario para lograrlo.

¿Quieres terminar un EP en 6 meses? Producir durante 2 horas todos los días. Genera impulso.

¿Quiere hacer crecer tu marca y crear conexiones? Envía un correo electrónico a 10 personas todos los días. Genera impulso.

Cuando trabajas para lograr tu objetivo de manera constante, suceden dos cosas:

  1. Te sientes bien contigo mismo porque estás haciendo el trabajo = +1 motivación
  2. Estás cerrando la brecha entre la situación actual y la situación deseada = +1 motivación

Coherencia vertical

¿Por qué tanta gente odia trabajar en el mundo empresarial?

Una de las razones es que no pueden ver el fruto de su trabajo y no pueden ver cómo se conecta con un propósito superior.
En otras palabras, el trabajo que hacen a diario tiene poco o ningún significado para ellos.

La coherencia vertical es solo un término elegante para hacer un trabajo que tiene significado para ti a largo plazo.

Si tienes una meta de 20 años para convertirte en uno de los mejores productores de películas y series del mundo, entonces será más fácil para ti sentarte y hacer el trabajo todos los días. Allí hay una meta más alta. Un propósito superior. Coherencia vertical.

Por lo tanto, aunque te recomiendo que establezcas metas trimestrales, es útil tener una visión a largo plazo de hacia dónde quieres llevar esto. De esa manera, puedes ver cómo tu trabajo diario y tus metas trimestrales se relacionan con el lugar al que quieres ir en última instancia.

Los objetivos por sí solos no son suficientes: NECESITAS UN PLAN

Puedes arreglar el sistema de creencias, puedes desarrollar la motivación y aún puedes fallar en lograr tus objetivos.

¿Por qué?
Porque no tienes sistema ni plan.

Si me fijo la meta de correr un maratón, es posible que me sienta motivado por un tiempo y que empiece a correr con más frecuencia. Pero sin un plan de entrenamiento de maratón sistemático, mis posibilidades de lograr ese objetivo son bajas.

Del mismo modo, cuando estableces metas como productor, necesitas un plan y un sistema que te ayuden a alcanzarlas. Necesitas traducir lo que podría tomar de 3 a 6 meses para lograrlo en algo en lo que puedas concentrarte semanalmente y diariamente.

Eso es lo que veremos en la parte 2 😉

¿Cómo creas un plan para lograr tus objetivos que no sea complicado pero que te dé resultados?

Vamos a ver.

Seguro que también te intersa cómo mejorar tu negocio de mezcla y mastering, échale un ojo! te sorprenderá!

Paso 1: establece un objetivo de producción controlable de 90 días

El primer paso es establecer una meta.
Pero NO cualquier objetivo …

bolígrafo libreta y teclado

Quieres establecer un objetivo de 90 días que esté a tu alcance (no demasiado ambicioso) y donde realmente puedas controlar el resultado.
Un objetivo de salida controlable es aquel en el que dependes completamente de ti mismo si lo logras o no.

Si tu objetivo es producir un EP de 3 pistas en los próximos 90 días, entonces eso depende de ti. Si fallas, es tu culpa. Tú controlas la cantidad de tiempo y esfuerzo que dedicas. Nadie más. Este es un objetivo de salida controlable.

Un objetivo de salida no controlable es aquel en el que existen influencias externas que afectan si logras tu objetivo o no.

Por ejemplo, si tu objetivo es lanzar una pista y lograr 500.000 reproducciones, eso está fuera de tu control. Puede suceder, y ciertamente puedes mejorar las posibilidades de que suceda haciendo una gran canción y promocionándola bien, pero no puedes controlar la salida.

Y cuando no puedes controlar la salida, te sientes menos motivado.

Entonces, 90 días, alcanzables y controlables.

Escríbelo. Ponlo en algún lugar donde puedas verlo.

Nota: recomiendo establecer solo un objetivo para los próximos 90 días. Tendrás la tentación de establecer varios. En mi experiencia trabajando con otros productores (y conmigo mismo), establecer múltiples objetivos es una receta para el fracaso. Establece uno y concéntrate intensamente en él.

Paso 2: convierte tu objetivo en una métrica mensual, semanal o diaria

Debido a que tu meta es un objetivo de salida controlable, la mayoría de las veces podrás convertirlo en una métrica.

Tomemos como ejemplo el objetivo de producir un EP de 3 pistas en 90 días.

auriculares libreta y ordenador

Podemos convertir esto en múltiples métricas que nos permitirán realizar un seguimiento de qué tan bien lo estamos haciendo.

Nuestra primera y más obvia métrica podría ser terminar una pista por mes. Si hacemos eso, lograremos nuestro objetivo.

Entonces, podríamos suponer que nos lleva 30 horas terminar una pista. Eso es 30 horas al mes. Entonces podemos convertir eso en nuestra métrica semanal: producir durante 7 horas cada semana.

Podríamos detenernos ahí. Pero si nuestro programa lo permitiera, podríamos convertir esto en una métrica diaria: producir una hora todos los días.

La métrica más importante es la que tiene el período de tiempo rastreable más pequeño, en este caso, un día.

Ya no es necesario que te concentres en este objetivo abrumador y aparentemente fuera de tu alcance. Solo necesitas realizar un seguimiento de la métrica diaria y preguntarte: «¿Produje durante al menos 60 minutos hoy?»

Paso 3: Organiza tu entorno para obtener los mejores resultados

Una vez que hayas establecido tu objetivo de resultados controlables de 90 días y hayas creado algunas métricas, quieres aumentar aún más tus posibilidades de lograr el objetivo.

Una de las mejores formas de hacerlo es optimizando tu entorno en tres áreas:

  1. Seguimiento y organización de objetivos.
  2. Entorno físico (estudio).
  3. Uno mismo.

Seguimiento de tus objetivos y métricas

Hablamos antes sobre el impulso que conduce a la motivación.

Una de las mejores formas de generar ese impulso y ver que sucede es rastreando la métrica de tu objetivo. Visualmente.

Puedes hacer esto en un calendario con solo escribir una X todos los días, encontrar una aplicación que te permita rastrear un hábito (como Streaks) o usar una simple hoja de cálculo. Si tienes una cuenta de Google, la aplicación Drive te permite crear tus propios hojas de cálculo, creo que Google lo llama Sheets.

Prefiero el enfoque de hoja de cálculo que luego agrego a favoritos.
Es muy simple.
Una columna para el objetivo, días, semanas y meses. En cada celda vas apuntado lo que vaya surgiendo. Las horas empleadas en la producción musical cada día. Y todo lo demás irá variando respecto a tu meta.

Optimización de tu entorno físico

En segundo lugar, debes optimizar el entorno de tu estudio para poder concentrarte con intensidad en el objetivo.
La mayoría de los productores no hacen esto y sufren por ello.
Tampoco es difícil.

En términos generales, el entorno de tu estudio debe estar limpio. Si hay cosas por ahí, te distraerás, especialmente cuando encuentres algo difícil en tu proyecto que cause resistencia.

elimina el facebook

Hablando de distracciones, elimínalas siempre que sea posible. Si vives con compañeros de cuarto, pregúntales si pueden respetar tu necesidad de concentrarte en ciertos momentos del día, o simplemente ves a una cafetería con auriculares si no puede evitarlo.

Coloca tu teléfono en un lugar donde no sea de fácil acceso. Deja abierto tu DAW y cierra los demás programas.
No toques el Chrome!

Recuerda, tendrás la tentación de hacer todo lo que no sea trabajar en tu métrica y avanzar hacia tu objetivo. Evita esta tentación. Haz el trabajo.

Lectura recomendada: Cómo convertirte en productor musical.

Optimización de uno mismo

Normalmente no hablaría de esto en un artículo sobre producción musical, pero es importante si quieres ser un productor eficaz.

Puedes hacer todo lo posible para aumentar la motivación, eliminar las distracciones, destruir las creencias limitantes y establecer grandes metas.

Pero nada de eso importa si tienes falta de sueño, arruinas tu cuerpo con una dieta terrible y dependes de sustancias para hacer música.

Si ese eres tú, haz caso a lo que acabo de escribir. No serás tan eficaz como podrías serlo si tus hábitos fuera de la producción musical apestan.

Así que duerme más.

Deja de beber Red Bull cuando comiences una sesión de estudio.

Se una persona sana. Harás mejor música.

Te interesa echarle un ojo a los mejores consejos para convetir la música en tu negocio.

Conclusión

Si pasaste a este punto sin leer el artículo, está bien. Pero si te importa establecer metas como productor y realmente lograrlas, te recomiendo que vuelvas atrás y lo leas, o al menos lo marques como favorito para más adelante!

Ahora, si está listo para seguir el proceso que describí anteriormente y establecer tu propia meta + métrica (s) … EMPIEZA!

Espero haberte ayudado.
Pásate por la sección de cómo hacer dinero con tu música y aprende todos los métodos para vivir de tu pasión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CreaTuPropiaMúsica.com