¿Qué es un preamplificador, qué hace y por qué necesitas uno en tu estudio?

Qué es un preamplificador, qué hace y por qué necesitas uno en tu estudio

Si hablas con alguien sobre equipo de grabación, una de las características más discutidas será su preamplificador. Como novato, podrías estar pensando, ¿qué es un preamplificador? No te preocupes; nadie nace sabido, así que hoy aprenderás qué es y por qué necesitas uno.

Un preamplificador es una unidad hardware cuya función principal es la de amplificar una señal de bajo nivel a nivel de línea.

¿Cómo conectar un preamplificador? Viene después de la señal de nivel de tu micrófono o instrumento y antes de tu interfaz o equipo externo. Sin embargo, los preamplificadores pueden ser más que un amplificador de señal, así que echemos un vistazo más de cerca.

¿Qué es un preamplificador?

Como mencionamos anteriormente, un preamplificador aumenta una señal de bajo nivel, convirtiéndola a nivel de línea. Un preamplificador puede ser un circuito dentro de un dispositivo como una interfaz de audio o una unidad externa dedicada.

El nivel de línea es la señal de audio estándar para transmitir sonido analógico entre equipos y componentes. La intensidad especificada del nivel de línea varía ligeramente entre el equipo de audio de consumo y el equipo de grabación profesional.

Para equipos de audio de consumo y de grabación de nivel de entrada, el nivel de línea era -10 dBV como estándar, aunque, en estos días, casi todos los equipos de nivel de entrada están diseñados para +4 dBu. El equipo de audio profesional tiene un nivel de línea más definitivo de +4 dBu.

Hasta ahora, es posible que un preamplificador no suene como el equipo más emocionante que puedas comprar. Pero, para darte una idea de su importancia, los micrófonos requieren una ganancia de alrededor de 30-60 dB para alcanzar el nivel de línea.

Para otros instrumentos, como guitarras o bajos, quizás sea alrededor de 15-30 dB de ganancia. Incluso los instrumentos electrónicos requieren un aumento de ganancia de alrededor de 10 dB, más o menos un poco.

¿Qué hace un preamplificador? ¿Cuál es la función de un preamplificador?

Bueno, hemos cubierto el trabajo principal de un preamplificador, así que echemos un vistazo a las características comunes y sus funciones. No todos los preamplificadores ofrecen las mismas características y funciones.

Entradas

En cuanto a las entradas, un preamplificador tendrá como mínimo una entrada de micrófono (XLR). Los preamplificadores pueden tener múltiples entradas para grabación estéreo y también pueden tener entradas de línea (TRS). Eso se aplica a los preamplificadores de interfaz de audio y unidades de preamplificador externo.

Generalmente, un preamplificador tendrá al menos una entrada de instrumento (normalmente no balanceada), aunque no siempre.

Una entrada de instrumento también es TRS, por lo que parece una entrada de línea, pero son muy diferentes.

Las entradas de instrumentos tienen una impedancia de entrada muy alta, normalmente alrededor de 1 MegaOhm, y no menos de 400 kOhms. Las entradas de línea no tienen la misma impedancia de entrada alta; generalmente rondan los 10 kOhms.

Quizás te preguntes por qué eso es importante, bueno, esa impedancia de 1 megaohmio coincide con la impedancia de entrada del amplificador de guitarra promedio.

En términos simples, conectar una guitarra o un bajo directamente a una entrada de línea no ofrece el mismo resultado que una entrada de instrumento. Descubrirás que pierde gran parte de la personalidad y la vida y consigues un tono más apagado por completo.

Phantom Power

Los micrófonos de condensador requieren una fuente de alimentación externa. La alimentación fantasma (48 V) es común en preamplificadores, interfaces y mezcladores y se utiliza para alimentar micrófonos de condensador.

Significa que puedes alimentar el micrófono activando la alimentación fantasma, sin necesidad de cables de alimentación adicionales.

Si tienes una unidad en la que la alimentación fantasma siempre está activada, no afectará a los micrófonos dinámicos. El nombre de alimentación fantasma proviene del hecho de que es prácticamente invisible para los micrófonos dinámicos.

Control de ganancia

Después de todo, el control de ganancia es el aspecto más crítico de cualquier preamplificador. Su objetivo principal es aumentar la señal al nivel operativo completo.

Los micrófonos de condensador tienen un nivel de salida mucho más alto que los micrófonos dinámicos; por lo tanto, casi cualquier preamplificador servirá. Sin embargo, si estás utilizando micrófonos dinámicos de salida baja, es posible que necesites más ganancia.

El control de ganancia no es solo importante como función principal; también te da una buena idea de la calidad del preamplificador.

Imaginemos que tienes un micrófono de cinta de salida baja y un preamplificador barato. Tendrías un micrófono de 5000 euros, pero cuando aumentas el control de ganancia a 80 dB, le quitarás la vida a tu micrófono de gama alta.

En lugar de la textura exuberante y cremosa que desearías de un micrófono de cinta de gama alta, se queda con una respuesta plana y poco inspiradora.

Ahora, si colocas ese mismo micrófono a través de un preamplificador de gama alta, la calidad no se degradará ni siquiera en los ajustes de ganancia más altos.

Además de degradar el rendimiento, también puedes encontrarte con algunos problemas de ruido no deseados con preamplificadores menores. Es algo que tiende a suceder nuevamente cuando empujas más la ganancia.

Eso significa que es menos probable que te encuentres con estos problemas si estás usando un micrófono de condensador, pero si usas regularmente micrófonos dinámicos, entonces deberías considerar tu elección de preamplificador con más cuidado.

Debemos decir que no se trata solo del precio; algunos excelentes preamplificadores económicos funcionan muy bien. Pero vale la pena tener cuidado de que algunas unidades más baratas tienen estos problemas.

Filtro de corte bajo

En muchos preamplificadores, se llamará filtro de corte bajo o filtro de paso alto, pero por supuesto, es lo mismo.

Un filtro de paso alto o de corte bajo permite que las frecuencias más altas pasen intactas mientras se atenúan las frecuencias graves.

Es a la vez una herramienta técnica y creativa. Se puede usar para eliminar el ruido de gama baja o los sonidos retumbantes, y se puede usar de manera más creativa para dar forma a tu sonido. Estos filtros en un preamplificador pueden ser particularmente útiles al grabar voces o guitarra.

Aplicar un filtro de paso alto generalmente es algo que se puede hacer en tu micrófono, en el preamplificador o en tu DAW, y no hará mucha diferencia.

Una de las principales razones para aplicar un filtro de paso alto en la etapa de grabación es si el retumbe de los graves hace que la señal «clipee».

Como guía general, si estás grabando instrumentos, cortar todo por debajo de 30-40 Hz es una buena manera de eliminar el ruido no deseado. Los bombos y los instrumentos de bajo pueden contener subfrecuencias, y es posible que debas ajustar un poco su recorte.

Para los vocalistas masculinos, cortar 60-80 Hz es un buen punto de partida y 100-120 Hz para las vocalistas femeninas. Las guitarras se pueden filtrar de manera muy similar a las voces masculinas. Obviamente, tendrás que modificar según el estilo de tocar o cantar y el género de música que estés creando.

Polaridad inversa

La polaridad inversa o la función de inversión de fase de un preamplificador simplemente invierte la polaridad de fase.

Es una función que aprovecharás al grabar un instrumento con más de un micrófono.

Por ejemplo, supongamos que está grabando una guitarra acústica, con un micrófono arriba del mástil y otro apuntando al cuerpo. Las señales de cada micrófono estarán desfasadas, lo que significa que en gran medida se cancelarán entre sí y te quedará un sonido muy delgado.

Para remediar esto, puedes invertir la polaridad de uno, lo que significa que ahora están en fase y capturarán un sonido mucho más completo.

¿Puede un preamplificador mejorar mi sonido?

Como acabamos de cubrir, un buen preamplificador puede reducir o eliminar el ruido, por lo que, en un sentido práctico, eso mejora tu sonido. Además de eso, un mejor preamplificador te ayudará a aprovechar al máximo los micrófonos de baja impedancia.

Pero, cuando los músicos preguntan si algo mejorará su sonido, realmente quieren saber qué hará por su tono.

En su mayor parte, los preamplificadores tienden a ser razonablemente transparentes, lo que significa que no colorean su sonido de ninguna manera en particular.

Que un preamplificador coloree o no el sonido depende en gran medida de sus componentes y del diseño del circuito. La calidad de los componentes juega un papel importante para determinar si el sonido es transparente, cremoso, suave, áspero, etc.

Cuando se trata de un valor de preamplificadores tonales, todo se reduce al gusto individual. No hay una forma definitiva de decir que uno es mejor que otro; se trata de lo que tú prefieras.

En su mayor parte, los preamplificadores que se encuentran en las interfaces de nivel de entrada a precio medio tienen un sonido muy similar. De hecho, a veces son exactamente iguales y usan el mismo chip de preamplificador. Con algunas excepciones, no encontrarás demasiada coloración en estos preamplificadores.

Si deseas algo que coloree más el sonido, es posible que necesites buscar un preamplificador antiguo. En particular, muchas personas anhelan el sonido de válvula de los preamplificadores antiguos de los años 50/60.

La tecnología de válvulas más antigua se basaba en transformadores de entrada/salida para interactuar con equipos de baja impedancia porque las válvulas son de alta impedancia.

Cuando quieres esa calidez y exudación analógica, no hay nada como un equipo de válvulas vintage. Pero, los transformadores también son una parte masiva de ese sonido.

El precio de algunos equipos antiguos es bastante caro, pero hay fabricantes que hacen recreaciones de equipos clásicos a un precio mucho más económico.

Los puristas te dirán que cualquier recreación nunca podrá igualar realmente al hardware real, y tendrán razón. Pero eso no significa que las recreaciones más baratas no tengan mucho que ofrecer. Estamos en un buen momento, la informática musical es más asequible que nunca y poder tener un equipo icónico en tu estudio es algo que no se puede dejar escapar.

Si investigas, puede encontrar unidades que te acercan más a lo real que la mayoría de los plugins. Te permiten trabajar con un flujo práctico intuitivo y no cuestan una fortuna. Pásate de vez en cuando por la sección de hardware profesional de creatupropiamusica.com, porque poco a poco vamos escribiendo análisis y reviews con nuestras más sinceras opiniones sobre todo el equipo de culto a nuestroi abasto.

Si quieres algo aún más económico, puedes encontrar tributos retro a los preamplificadores clásicos que tienen una etapa de vávulas para agregar un poco de distorsión y esa ruptura analógica natural, mientras que la etapa de ganancia es un circuito de estado sólido sin transformador.

La desventaja de estos preamplificadores es que son más artificiales y, como resultado, a menudo pueden sobrepasar sus capacidades, creando un sonido exagerado.

Irónicamente, en los años 50 y 60, cuando los preamplificadores de válvulas eran estándar, muchos productores soñaban con un preamplificador completamente transparente. Ahora, la mayoría de nosotros queremos esa coloración … el mundo al revés oiga!

A pesar de que los preamplificadores de válvulas antiguos son inherentemente más coloridos, puedes crear una especie de crujido analógico con un preamplificador de transistores, hasta cierto punto.

Para hacer esto, puedes aumentar el control de ganancia más allá de lo que realmente se necesita para hacer que la etapa de entrada supere la etapa de salida. Para evitar el recorte digital en tu interfaz de audio, simplemente reduce el nivel de salida.

¿Es mejor un preamplificador externo?

Lo más probable es que la respuesta fácil sea . Es probable que un preamplificador dedicado sea de mayor calidad y brinde una versión más auténtica del sonido que deseas conseguir.

Nuevamente, esto es especialmente cierto cuando se trabaja con micrófonos dinámicos de baja impedancia, como los micrófonos de cinta.

Uno de los problemas más importantes con un preamplificador incorporado es que tienden a sufrir más allá de los 50 dB, mientras que los preamplificadores dedicados mantienen su transparencia con una ganancia alta. También tienden a ofrecer más ganancia, yendo más allá de los 60 dB que ofrecen la mayoría de los preamplificadores de interfaz.

Si lo que buscas es el sonido y la coloración antiguos que discutimos, no los encontrarás con el preamplificador de interfaz promedio.

Por lo tanto, es difícil decir que un preamplificador dedicado externo no es mejor, pero me viene a la mente la expresión caminar antes de correr.

Lo que quiero decir con eso es que si eres bastante nuevo en la grabación o la compra de equipos, probablemente no necesites un preamplificador externo caro.

Lo más probable es que, si eres un novato, trabajes con un micrófono de condensador para las voces, y no se beneficiarán tanto de un preamplificador caro.

En ese escenario, sería mejor que ahorrases un poco del dinero que hubieras gastado en un preamplificador y lo usaras para comprar una mejor interfaz de audio.

Cualquier persona apasionada por los equipos de grabación te dirá que es un interés caro. Uno de los errores más fáciles de cometer es comprar cosas que aún no necesitas. Comienza desde cero, aprende el oficio y haz un buen uso de tu dinero; caminar antes de correr.

¿Qué quiere decir preamplificador? Conclusión

Los preamplificadores son algo que se volverá cada vez más importante para ti a medida que progreses en tu pasión por la grabación. Tu preamplificador está justo al comienzo de tu cadena de grabación y no quieres comenzar con el pie izquierdo.

Como novato, es vital que comprendas lo importantes que son y que sepas que aún no es el momento de gastar demasiado dinero.

Con el tiempo, a medida que desarrolles tu sonido y tus oídos, de repente la más mínima diferencia de sonido te importará, lo cual es tanto una maldición como una bendición.

Y para finalizar … la próxima vez que te encuentres en un debate sobre equipos de grabación, no estarás pensando, ¿qué es un preamplificador? Ya lo has aprendido!

Descubre más sobre la creación de música en casa en esta página llena de tutoriales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CreaTuPropiaMúsica.com